Top Peliculas

Ninja II: Shadow of a Tear
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 5,1
Género:

Action/ Thriller

País: USA
Duración: 95 min.
Año: 2013
Director: Isaac Florentine
Reparto:
Scott Adkins, Kane Kosugi, Vithaya Pansringarm, Tim Man, Ron Smoorenburg, Charlie Ruedpokanon, Mika Hijii, Erika Nagamine, Shun Sugata, Mukesh Bhatt

Castellano Trailer

Ninja II: Shadow of a Tear

Ninja 2

El maestro de ninjutsu Casey está de vuelta y en busca de venganza, luego de que asesinaron a su esposa embarazada. Ninja II: Shadow of a Tear

Critica:

Segunda parte de las aventuras de Casey Bowman (Scott Adkins), un norteamericano (¿o hará de británico?) que es un verdadero maestro de las artes marciales. El tipo tiene un dojo en Osaka y una mujer japonesa, o sea, que está como se supone que deberían quedar en el futuro Ranma Saotome y Akane Tendo, con su gimnasio y todo. Pero a partir de aquí se masca la tragedia. Para ser sinceros, el espectador mínimamente acostumbrado a los clichés de este género de peleas sabrá qué es lo que va a pasar en prácticamente todo momento, incluida la “sorpresa” final que la ves venir desde el primer instante.

Pese a lo dicho y aunque su trama es de los más obvia, puesta al servicio de combate tras combate de Scott Adkins, no pueden faltar las típicas escenas de relleno con mamporros, por ejemplo en un bar, para que se luzca el protagonista, pese a esto, es una película entretenida y bien coreografiada, aunque yo hubiera prescindido más de la cámara lenta. El talento natural de Adkins y algún otro luchador hacen el resto. Nada que ver con la original de “Ninja” (2009), con el mismo actor protagonista y director, un Isaac Florentine que se olvida de sectas y cajas mágicas para centrarse en la venganza personal.

Que Scott Adkins vale un potosí lo tengo claro desde hace muchos años. La industria del cine al parecer no, pero así es la vida.

Segunda parte de «Ninja», una película que lo único que ofrecía era a Scott Adkins y sus mega patadas espectaculares. En esta secuela mejora bastante la cosa y ya no solo tenemos al británico Adkins, que es un artista marcial como la copa de un pino, sino también una trama de venganza, lucha y tráfico de drogas que es sensible, coherente y muy entretenida. Muy entretenida, insisto. Hay muchas peleas, que es lo que uno quiere, por supuesto, porque además Adkins se rodea de otros profesionales con los que mantendrá combates muy vistosos a la par que realistas, como Tin Man o Kane Kosugi. Un gustazo. Y sin efectos especiales.

Sé que la crítica es corta pero no se necesitan más palabras para decir que Scott Adkins vale por sí mismo que veas cualquier película en la que salga. Ya lo sabes.

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"