Top Peliculas

Los mercenarios 2
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 6,0
Género:

Action

País: USA
Duración: 102 min
Año: 2012
Director: Simon West
Reparto:
Sylvester Stallone, Jason Statham, Dolph Lundgren, Randy Couture, Jean-Claude Van Damme, Bruce Willis, Terry Crews, Jet Li, Arnold Schwarzenegger, Chuck Norris, Liam Hemsworth, Yu Nan, Scott Adkins, Charisma Carpenter, Amanda Ooms, Nikolette Noel, George Zlatarev

Castellano Trailer

Los mercenarios 2

The Expendables 2

Barney Ross (Sylvester Stallone), Lee Christmas (Jason Statham), Yin Yang (Jet Li), Gunner Jensen (Dolph Lundgren), Toll Road (Randy Couture) y Hale Caesar (Terry Crews) y Billy (Liam Hemsworth), un nuevo colega, se vuelven a reunir cuando el señor Church (Bruce Willis) les encarga un trabajo aparentemente sencillo y muy lucrativo. Sin embargo, el plan se tuerce cuando un peligroso terrorista llamado Villain (Jean-Claude Van Damme) les tiende una emboscada. Entonces su único deseo será vengarse. Así es como van sembrando a su paso la destrucción y el caos entre sus enemigos hasta que se encuentran con una amenaza inesperada: cinco toneladas de plutonio apto para uso militar, una cantidad más que suficiente para cambiar el equilibrio de poder en el mundo.

Los mercenarios 2

Hace dos años, Sylvester Stallone, que dirigía, escribía y protagonizaba, resucitó a la casi totalidad de mitos en decadencia o en formol del cine de acción con Los mercenarios, ejercicio de nostalgia para regocijo del fanático que, quizá por sorpresa, se convirtió en un éxito. Ahora, con los bonos extra de Jean-Claude van Damme y Chuck Norris (los únicos que faltaron a aquella cita, porque con Charles Bronson la resurrección no vale solo como metáfora), la colección de cromos al completo regresa con una película menos autorreferencial, menos paródica, más seria (entre comillas) y con más presupuesto, aunque igual de abyecta: más que ante una oda al patriotismo o al militarismo, estamos ante un homenaje al mercenarismo (y perdonen el término), como si la película hubiese sido financiada por Blackwater.

Se notan los millones de dólares de más y se nota la buena mano de Simon West, relevo de Stallone en la dirección, para esas secuencias de acción tan vacías como ruidosas. Aquí los chistes autoparódicos se concentran en el último tercio y el guion, a pesar de la simpleza de su engranaje, se sostiene mejor que en la primera gracias a unos diálogos, de spaghetti western, basados en la sentencia. Algo que, paradójicamente, puede ir en perjuicio de la película, porque buena parte de los fans quizá lo que busquen no sea tanto la subida de la calidad como la posibilidad de carcajearse con los mitos, de los mitos y, por qué no, de ellos mismos.

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"